¿Qué son las regalías?

El autor es el titular originario de los derechos patrimoniales, y por tanto, de recibir la regalías por la comunicación o divulgación pública de su obra.

Contenido

Todos alguna vez han oído hablar del pago de regalías, sobre todo en la industria artística o musical; sin embargo, pocos conocen el alcance de este término y su ámbito de aplicación. Por ello a continuación se explicará en qué consiste este derecho.

Para poder comprender este concepto, primero es necesario entender qué es el derecho de autor. Este derecho guarda relación con la protección de las obras del intelecto humano, tales como obras escritas, musicales, pinturas, esculturas, programas de un ordenador, etc.

Así, a través del derecho de autor, el Estado reconoce a los creadores de las obras otorgándoles protección para que estos puedan usar o autorizar a otra persona a hacer uso de su obra, o bien, para que gocen de privilegios de carácter personal y patrimonial.

En este contexto, hay dos tipos de prerrogativas amparadas por el derecho de autor a saber:

  • derechos morales: es la facultad del autor de tomar ciertas medidas para conservar el lazo personal con la obra; por ejemplo:
  • determinando si su obra ha de ser divulgada y en qué forma, o manteniéndola inédita
  • exigiendo el reconocimiento de su calidad de autor respecto de la obra por él creada y la de disponer que su difusión se efectúe como una obra anónima o seudónima
  • solicitando el respeto a la obra, oponiéndose a cualquier deformación, mutilación u otra modificación de ella, así como a toda acción o atentado a la misma que cause demérito de ella o perjuicio a su reputación
  • modificando su obra, y
  • retirando la obra del comercio, y
  • derechos patrimoniales: permiten al titular de los derechos a obtener una remuneración de sus obras

En los derechos patrimoniales es donde entran las regalías. El artículo 8 del Reglamento de Ley Federal del Derecho de Autor (RLFDA Y LFDA) la define como aquella remuneración económica generada por el uso o explotación de las obras, interpretaciones o ejecuciones, fonogramas, videogramas, libros o emisiones en cualquier forma o medio.

¿Quién tiene derecho a percibirlas?

De acuerdo con el precepto 25 de la LFDA, el autor es el titular originario de los derechos patrimoniales, y por tanto, de recibir la regalías por la comunicación o divulgación pública de su obra; no obstante, precepto 10 del RLFDA determina que también podrán generarse a favor de los titulares de derechos conexos o titulares de derechos derivados.

De lo anterior se puede inferir que existen tres condiciones para poder cobrar regalías:

  • ser titular original de los derechos de autor 
  • ser titular de un derecho conexo, que está reservado para artistas, intérpretes ejecutores, editores, productores de fonogramas y videogramas u organismos de radiodifusión. Aunque no constituye derecho de autor, ofrece el mismo tipo de exclusividad, ya que si bien los sujetos propiamente no crean la obra, realizan los arreglos, compendios, ampliaciones, traducciones, adaptaciones, etc
  • ser titular derivado; por ejemplo, herederos, causahabientes 

El pago de regalías al autor, a los titulares de derechos conexos, o a sus titulares derivados, se hará en forma independiente a cada uno de quienes tengan derecho, por separado y según la modalidad de explotación de que se trate, de manera directa, por conducto de apoderado o a través de las sociedades de gestión colectiva que los represente y se encargue de proteger y gestionar sus derechos.

Cálculo de regalías

El importe de la regalía debe convenirse directamente entre el autor, o en su caso, la sociedad de gestión colectiva que corresponda y las personas que realicen la difusión de la obra, pero a falta de convenio al respecto, el dispositivo 27 de la LFDA indica que el Instituto Nacional del Derecho de Autor, determinará dicha tarifa.

Para tal efecto, el instituto analizará la solicitud tomando en consideración los usos y costumbres en el ramo de que se trate y las tarifas aplicables en otros países por el mismo concepto. Si está de acuerdo con la tarifa, procederá a publicarla en calidad de proyecto en el DOF otorgándo a los interesados un plazo de 30 días para formular observaciones. Si no hay oposición, el Indautor procederá a proponer la tarifa y a su publicación como definitiva por el mismo medio oficial, pero si hay oposición, hará un segundo análisis y propondrá la tarifa que a su juicio proceda.

Estos importes mantendrán su vigencia hasta en tanto el Indautor proponga nuevas.

Limitaciones

El numeral 150 de la LFDA, establece que no se causarán regalías por ejecución pública cuando concurran de manera conjunta las siguientes circunstancias:

que la ejecución sea mediante la comunicación de una transmisión recibida directamente en un aparato mono receptor de radio o televisión del tipo comúnmente utilizado en domicilios privados

  • no se efectúe un cobro para ver u oír la transmisión, o no forme parte de un conjunto de servicios
  • no se retransmita la transmisión recibida con fines de lucro, y
  • el receptor sea un causante menor o una microindustria

Finalmente, hay que aclarar que los derechos patrimoniales tienen una vigencia, aunque es bastante amplia, ya que estarán vigentes durante la vida del autor y, a partir de su muerte, 100 años más.

¡Comparte este artículo!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email